BAUEN: 'TRABAJANDO, RESISTIREMOS ESTE DESALOJO”

10-09-2014

Frente a una nueva orden de desalojo, los trabajadores del Bauen continuarán con sus actividades al igual que siempre, con las puertas abiertas a la comunidad. Desde la mañana contarán con el apoyo de organizaciones sociales, diputados nacionales, legisladores y gente que siempre ha estado con en defensa de la autogestión.

Frente a esta nueva embestida, “pensamos responder como lo hicimos siempre”, expresó Federico Tonarelli, vicepresidente del hotel recuperado en 2003.

Tonarelli se mostró confiado y expresó que los trabajadores del Bauen esperan lograr una “salida política” a este conflicto legal que data desde 2007. “Creemos que avanzará el proyecto de Ley de Expropiación que se encuentra en el Congreso de la Nación”, consideró el referente del BAUEN. “No queremos que nos regalen nada, simplemente entendimos que más allá de los puestos de trabajo estamos defendiendo patrimonio público y no queremos que se pierda, porque si esta gente (Mercolteles S.A) retoma las instalaciones probablemente termine en un negocio inmobiliario u hotelero en ciernes”, evalúo Tonarelli quien además es presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (Facta).

Los trabajadores brindarán este miércoles una conferencia de prensa al mediodía donde explicarán los detalles del conflicto.

Desde que el Bauen fue recuperado por sus trabajadores en 2003 funciona de manera ininterrumpida. De igual manera sucederá hoy miércoles con el apoyo de distintas personalidades de la política y la cultura para acompañar el pedido de “expropiación definitiva del hotel”.

La orden dictada por la Jueza Paula Hualde peligra el trabajo de más de 130 familias que mantienen en funcionamiento el hotel. Recordemos que en 2007 hubo un intento de desalojo pero gracias a la solidaridad de artistas destacados y de la movilización popular de 5000 personas pudieron impedirlo. En junio de este año hubo otra gran convocatoria en el marco de un festival solidario para los trabajadores donde nuevamente miles de personas expresaron su apoyo a esta causa.

El hotel BAUEN fue construido entre 1977 y 1978 con dinero público otorgado por la dictadura cívico-militar a los empresarios que lo edificaron. Ese dinero nunca fue devuelto al Estado y en 2001, los mismos empresarios que recibieron esos fondos, provocaron el cierre del hotel. Se trata de la empresa Mercolteles S.A y en la actualidad, son los mismos que reclaman por el desalojo.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam