BALANCE SOCIAL COOPERATIVO

10-08-2015

El balance social es la herramienta que permite a las cooperativas medirse y rendir cuentas, a todos los que son impactados por su accionar mostrando su accionar desde los valores y los principios cooperativos. Además de permitir el análisis interno de cada cooperativa, este caudal de información ayuda a construir la imagen del movimiento cooperativo sobre parámetros objetivos y fiables.

En la actualidad la UNTREF (Universidad Tres de Febrero) está dictando un curso orientado específicamente a esta tarea. Bajo los parámetros de la ACI la universidad está capacitando a los profesionales que se desempeñan específicamente en esta actividad.

Esta capacitación se desarrolla en módulos que comprenden problemáticas que hacen a las nuevas conceptualizaciones en el campo de la Responsabilidad Social Cooperativa, así como a su medición desde la fórmula utilizada por la Alianza Cooperativa Internacional para las Américas.

El primer balance social sirve de mapeo y de diagnóstico para analizar qué aspectos mejorar y fortalecer. El BSCoop es el punto de partida para luego ir más allá y llegar a un proceso de desarrollo organizacional cooperativo, que abarca a toda la identidad y en el que se revé el planeamiento estratégico.

Jorge Bragulat es docente y especialista en cooperativismo y se refiere al balance social explicando que es una manera de cuantificar el beneficio que trae a la sociedad.

“Si tomamos por ejemplo un caso particular, como el uso de un salón de usos múltiples de una cooperativa por parte de la comunidad, se tiene en cuenta la diferencia del valor comercial de un servicio similar y el que brinda la cooperativa. Esa diferencia es la cuantificación del beneficio social.” Tomado esto como ejemplo se multiplica a todas las actividades que realizan las cooperativas en beneficio de la comunidad y se lo cuantifica en un balance social.

Esto no es tarea fácil por ello hay capacitaciones específicas brindadas por la UNTREF bajo la supervisión de la ACI (Alianza Cooperativa Internacional)Experiencias concretas

Sólo por citar dos ejemplos de entidades que realizan su balance se puede destacar la tarea realizada al respecto por la Cooperativa Obrera de Bahía Blanca (Consumo y Vivienda) y la Cooperativa de servicios de Concordia.

Se puede presentar por ejemplo una cifra en particular que realza la tarea de la cooperativa Obrera: se estima en $ 221.221.398 el ahorro de sus asociados por precios diferenciales. Además de ello se realizan opciones de compras por productores regionales y talleres protegidos. Todos estos datos volcados en un balance sumado al del ejercicio económico dan cuenta del compromiso de la entidad con las comunidades en las cuales presta servicio.

En el caso de la Cooperativa de Concordia el balance se viene realizando sistemáticamente desde hace varios años, han sido pioneros en esta tarea dentro del ámbito de las cooperativas eléctricas. Cobra particular importancia para entender la necesidad de sostener estas entidades en los casos en que están complicadas económicamente. En su ponencia sobre esta actividad en el último congreso de FACE (Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas) sostuvieron “Venimos destacando la creciente importancia de la inclusión de las variables de contenido social en el análisis de los resultados de la gestión de nuestra cooperativa. Estamos convencidos que el Balance Social es la herramienta esencial a través de la cual las cooperativas pueden mostrar los resultados del accionar cooperativo y nuestra empresa así lo viene haciendo en los últimos años.”

Para más información sobre balance social

www.untrefvirtual.edu.ar

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam