Arsénico: 'era una medida impracticable”

31-05-2012

“El tema del arsénico viene a desnudar la superficialidad con que se toman ciertas medidas sin tener después los correlatos para poder cumplirlas en la realidad”, resaltó Joaquín Roquero, dirigente santafesino y síndico de la Federación Nacional de Cooperativas de Agua Potable (Fencap).

A fines del año pasado, la Comisión Nacional de Alimentos (Conal) resolvió prorrogar por 5 años la resolución que exigía reducir los valores del arsénico en el agua potable, previstos por los artículos 982 y 983 para alcanzar 0.01 ppm (equivalente a 10 microgramos por litro) de arsénico. La decisión se basa en la necesidad de contar con resultados de estudios sobre hidroarsenicismo y saneamiento elaborados por la Subsecretaría de Recursos Hídricos del Ministerio de Planificación Federal.

Desde distintas organizaciones cooperativas que agrupan a los prestadores del servicio de agua en el interior del país, tal es el caso de la mencionada Fencap y la Federación de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires (Fedecoba), aseguran que la resolución de la Conal “era impracticable” porque no  contemplaba los distintos escenarios de estas operadoras en relación a las grandes ciudades. 

“No se cómo han sostenido hasta último momento una medida”, expresó Roquero en diálogo con este medio. “Hay lugares en el país donde hay 300 microgramos de arsénico en el agua. No hay método económico ni lógico ni sustentable que pueda reducir esos niveles de 200 a 10 microgramos por litro”, explicó el dirigente oriundo de la localidad de Bigand.

Desde Fedecoba  evalúan “la posibilidad de realizar un estudio estratégico de calidad del agua en el territorio provincial bajo concesión de prestadores cooperativos”. Los dirigentes manifestaron su convencimiento de que los estudios químicos también deben acompañarse con estudios epidemiológicos para contar con datos certeros sobre hidroarsenicismo y establecer criterios y prioridades sanitarias.

Roquero se quejó que durante todo este tiempo, la resolución data del 2007, la Conal  no realizó estudios “para determinar cuál es realmente la influencia del arsénico en la salud de la población y ahora la solución fue muy sencilla, postergamos por 5 años y se terminó el problema. Parece ser que no están seguros si produce los problemas que dicen que produce”, agregó el dirigente de la Fencap.

Lo concreto ahora es que por 5 años más seguirá vigente el actual valor de arsénico (0.05 ppm) permitido  en el agua para consumo humano hasta tanto se cuente con una base de datos por provincia que permita fijar un equilibrio entre el criterio toxicológico y el análisis de riesgo.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam