Argentina ya tiene una cámara de ensayos electromagnéticos

21-04-2008

Nuestro país exportó el año pasado cerca de 350 millones de dólares en productos eléctricos. A pesar de los precios competitivos, apenas un 22 % tuvo como destino final países desarrollados.

Una de las razones de esta deficiencia era la dificultad que atravesaban las industrias nacionales para sortear las exigencias de seguridad de los principales países demandantes. Pero este obstáculo acaba de desaparecer ya que desde hace unos 20 días, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) inauguró un equipo que permite medir la radiación de estos productos.

La cámara de compatibilidad electromagnética es toda una proeza tecnológica en la región que permite asegurar el funcionamiento confiable de equipos médicos (como marcapasos, holters, respiradores artificiales, incubadoras, sillas odontológicas) y otros producidos en el país. Con la cámara se afianzaran los diseños locales que alcancen la normativa internacional, al tiempo que el Estado podrá controlar aquellos que se importen, aseguraron los directivos del INTI.

Diariamente estamos sumergidos en radiaciones electromagnéticas que emiten los equipos eléctricos y electrónicos que nos rodean. Estas radiaciones interfieren en nuestros tejidos y con otros equipos, por lo tanto su detección es indispensable para poder ajustarlos con exactitud.

Esta herramienta fundamental para la ciencia y la salud demandó cinco millones de pesos para la construcción del recinto de 20m. de largo, por 12 de ancho y 9.90 de alto. La impresionante estructura impide las interferencias del medio ambiente gracias a su "tapizado" de cientos de paneles absorbentes y miles de "mosaicos" de aleaciones de varios óxidos metálicos (ferrites) que aseguran la absorción de radiación en toda la banda de frecuencia electromagnética.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam