Alerta naranja en Carlos Paz por el agua

23-09-2013

Nuevamente Villa Carlos Paz está en alerta naranja por el bajo caudal del río San Antonio, donde se toma el recurso para la ciudad. Esto significa la posibilidad de restringir el uso del agua para riego, lavado de autos, de veredas y el llenado de piletas, señaló Jorge Boido vocero de la Cooperativa Integral (Coopi).

La medida fue tomada de manera conjunta entra la cooperativa y el municipio y está destinada a preservar el nivel del río que para la época “es bajo”.

Si bien no se está ante una marca histórica de bajante ya que “el escenario es similar a los años anteriores”, señala Boido, “estamos un poco impactados porque el río San Antonio muestra un caudal bajo un poco más temprano”.

Para los miembros de la cooperativa, que hace 50 años tiene el servicio de agua, “la situación de desertificación que tenemos en la cuenca generada por el sobrepastoreo, por la falta de controles, por el drama de los incendios forestales y por la siembra de soja en lugares clave” atentan contra el equilibrio del sistema. a esta situación hay que agregarle las obras que “debería encara la provincia” y las que tiene que aprobar el municipio en Carlos Paz.

“El problema es que desde el 2003 para acá no hay planificación, no hay política hídrica”, explica Boido. La prueba está en que a principios de este año tuvimos lluvias “pero el agua así como cayó la vimos pasar” porque no hay obras para almacenar el agua y soportar períodos de estiaje ni obras que permitan regular los caudales.

Otro de los puntos que reclama la Coopi es la exigencia de medidores en la ciudad de Córdoba. Esto representaría un impacto de ahorro del 30%, según la experiencia de ciudades que pusieron medidores en sus conexiones, como Río Tercero y Carlos Paz.

La firma del contrato de concesión entre la Coopi y la Municipalidad, que lleva a la fecha 1960 días sin acuerdo, sería otro punto fundamental para poder ejecutar un plan de inversión, exigen desde la entidad prestataria.

Nivel naranja

El dato para decretar el alerta surge del entrecruzamiento de datos entre los niveles del río San Antonio, el dique San Roque, el consumo promedio por conexión y el pronóstico climático.

“Nosotros le informamos al Ejecutivo municipal para que éste sea quien decrete el nivel y a partir de ahí poder implementar medidas de control y restricción”.

Este sistema de medición con colores que tiene Carlos Paz - amarillo, naranja y rojo - está vigente hace una década.

Más controles

El poder de policía para controlar el derroche o mal uso del agua está en manos del municipio y esto es un punto de conflicto para el prestador. “No suelen controlar bien”, indican desde la Coopi, ya sea porque “no quiere confrontar a quienes tienen que controlar, o porque no tienen infraestructura para hacerlo en el momento del derroche y no de lunes a viernes de 8 a 18. Ahí es donde hay que tener inspectores y en general por falta de presupuesto no se hace. Nosotros en su momento hemos puesto a disposición estos recursos”. “Si controlaran y sancionaran en forma ejemplar eso sería diferente. En Carlos Paz yo me animo a decir que de cada 10 vecinos 8 la cuidan. El tema es que esos 2 por ahí derrochan en forma grosera e impune y ponen en jaque la actitud de los demás”, sentenció Boido.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam