La pandemia puso en suspenso la donación de sangre

martes, 14 de julio de 2020 · 16:50

  

Las enfermedades siguen su curso a pesar del aislamiento y muchas patologías requieren a diario del aporte de sangre. Esto hoy no está sucediendo con frecuencia y se han disparado algunas alertas desde los centros que gestionan las unidades de sangre.

Tal es el caso de la Fundación Central Banco de Sangre de Córdoba, que da respuesta al Sistema Provincial de Sangre, y está alertando sobre la situación apremiante al no poder cubrir los pedidos existentes.  

Como respuesta, un grupo de cooperativas de servicios públicos que tienen sus bancos de sangre integrados al sistema provincial, mediante el banco de sangre cooperativo, han activado acciones para que los donantes voluntarios concurran de manera regular.

Para conocer cómo funciona el circuito de este recurso vital y voluntario, consultamos al médico especialista en hematología e inmunohematología, Enrique Tolkachier, que es quien coordina el banco de sangre cooperativo en Córdoba.

“Estamos tratando de acordar la brecha por la falta de donantes con colectas externas”, señaló. Con la pandemia, la asistencia de donantes disminuyó un 80 % en todos los bancos de sangre y esto hace que “las personas que están necesitando sangre por otras patologías que no sea el coronavirus, no puedan conseguirla. Hay accidentes y otras enfermedades crónicas que requieren del vital elemento”.  

Los donantes habituales, ya sea por reposición o por donación voluntaria, no están concurriendo por el temor de ir a un lugar donde exista la posibilidad de contagio. En consecuencia, “hay problemas de abastecimiento en la provincia”, confirmó Tolkachier.  

“A raíz de eso, nuestro sistema de banco de sangre cooperativo que tiene como reaseguro la Fundación Banco de Sangre, programó colectas en el interior de la provincia para poder suplir esa falta de donantes para los centros de salud de mayor complejidad”.

 

Bioseguridad

La gente que habitualmente dona sangre no está concurriendo a los centros de salud por miedo al Covid-19. Por lo tanto, las campañas de donación se realizan en espacios no vinculados con la atención médica, explicó el coordinador del banco de sangre cooperativo.  

Las colectas se organizan cumpliendo todas las medidas de bioseguridad que indica el protocolo avalado por el Ministerio de Salud: se dan turnos cada media hora y se respeta la distancia.

“En el caso del sistema cooperativo, hay 10 bancos de sangre instalados y el resto son colectas o postas de extracción en las distintas localidades”, explicó Tolkachier y señaló que para que una colecta sea exitosa tiene que tener entre 40 y 50 donantes. En este punto, “las cooperativas han colaborado muchísimo”.

Es importante señalar que lo que buscan principalmente los bancos de sangre son personas que donen voluntaria y frecuentemente para disponer de sangre de manera regular. Pero, pandemia mediante, se ha tenido que recurrir a intensificar las campañas de donación para suplir el faltante.

  

Banco de sangre cooperativo

El sistema solidario de sangre está conformado por más de 70 cooperativas adheridas y cuenta con dos bancos regionales, uno en Oncativo y otro en Monte Buey, que tienen capacidad de extracción diaria. El resto, participa de las colectas que se convocan por día.

Recientemente se ha sumado al banco cooperativo la Cooperativa Integral de Carlos Paz.

En la provincia también hay otros bancos de sangre que pertenecen a cooperativas y están integrados a la Fundación Banco de Sangre, pero que no forman parte de este circuito de abastecimiento provincial.   

 

El banco de la Coopi

La Cooperativa Integral de Carlos Paz (Coopi) ha integrado recientemente su banco de sangre solidario al sistema  integrado que conforman cooperativas de las federaciones Fecescor y Face Córdoba. La Coopi creó el servicio en 1993 y desde noviembre de 2019, la entidad resolvió universalizarlo. Esto significa que cualquier socio de la Coopi, por este sólo acto, puede hacer uso del mismo.

Olga Paz es la médica responsable del banco de sangre de la Coopi y señaló que es muy importante la acción de sumarse al sistema provincial de donación, ya que de este modo la gente puede dar sangre sin tener que viajar a Córdoba.

De todo modos, señaló que tienen algunas dificultades “un poco por la pandemia y porque las personas no estás habituadas en esta ciudad a donar”.

“Tratamos de ver eso más que como una crisis como una oportunidad de acercarnos al donante y de trabajar en la concientización”, indicó Paz. “Por suerte, nuestro servicio no está localizado dentro de un centro médico y eso es hoy una ventaja”.

El banco funciona todos los días, con turnos de hasta 10 personas. “Eso nos permite trabajar tranquilos y respetar las normas de bioseguridad. Con esa cantidad cubrimos la demanda. En los últimos 6 meses, el promedio de donantes ha sido de 108”, remarcó la médica a cargo del servicio.