"VENGO EN RECONOCIMIENTO DEL COOPERATIVISMO DE AMÉRICA Y DEL MUNDO"

10-06-2015

Convencer a Mujica para que venga a Córdoba no era una tarea fácil pero tampoco imposible. Luego de los contactos previos Pepe recibió a la comitiva de COLSECOR que fue a realizar la invitación. Ese mismo día en el edificio de la legislatura uruguaya se velaría al escritor Eduardo Galeano por la tarde, por lo que hubo que apurar la entrevista.

Sentado en su escritorio luego de una charla distendida dijo: -bueno ¿qué quieren?

El presidente de COLSECOR, José Néstor Lino le explicó cuál es la historia de la entidad y que la cooperativa cumplió 20 años. Contó cuales fueron las luchas para ser reconocidos como legítimos prestadores de los servicios de comunicación audiovisual hasta la llegada de la llamada “Ley de medios”, y que la intención era darle una sorpresa con su visita a la gente de las cooperativas asociadas a modo de reconocimiento por tanto esfuerzo realizado.

Mujica miró una agenda de papel, apretó un par de veces el intercomunicador para hablar con su secretaria y preguntó: -¿María, tenemos algo el 13 de mayo?... Bueno, nos vamos a Córdoba. Un par de anotaciones en el librito y soltó a los presentes - Listo, ésta es toda mi burocracia.

Era un hecho, Pepe es hombre de palabra, y vendría a Córdoba a la jornada.

***

La mañana del 13 de mayo estaba muy nublada. El aeropuerto internacional de Córdoba estuvo abriendo tarde toda la semana, por lo que la ansiedad era mucha. Sin embargo el vuelo de Mujica llegó dentro de lo esperado. Sin equipaje, sin guardias y sin corbata, llegó al aeropuerto de Pajas Blancas.

Llegó al hotel en donde se desarrolló la jornada, caminando lento pasó al lado de la mesa de las acreditaciones y los invitados que hacían fila no pudieron reaccionar.

Subió por las escaleras a un primer piso, donde tuvo una reunión con cooperativistas y empresarios. Allí emitió conceptos claros entre otras cosas dijo que en Uruguay, la empresa más grande del país es una cooperativa.

-El gerente mejor pago de mi país es el de una cooperativa tambera, gana más que incluso el Presidente... y no se si no es más útil.- dijo, logrando las risas de los presentes.

Algunas fotos y sonó su celular -Estoy en Córdoba podrías ser más oportuno para llamar- cortó el teléfono sin más aviso.

Luego del reconocimiento de la FUC (Federación Universitaria de Córdoba) que le entregó un ejemplar del manifiesto de la reforma de 1918:

-Muchas gracias, y quiero decirles que estudien para algo más que para mejorar los ingresos personales.

A Pepe no le gustan las fotos, y lo hizo saber:

-Meta taca taca, sabés como facturan los japoneses con esto ¿no? La reunión íntima era ahora con los empleados de COLSECOR y el Consejo de administración. Pepe reflexionó también sobre la educación cooperativa -Si mandamos a nuestros hijos a la escuela porque los tenemos que enviar para que estudien, sucede que los forma el sistema y después es muy difícil cambiarles la cabeza porque los educa el enemigo, hay que pensar el cooperativismo- dijo refiriéndose a las futuras generaciones y la formación de dirigentes.

La reunión privada estaba concluyendo, al terminar los aplausos dijo:

-No me aplaudan, ¡piensen!- un silencio recorría la sala.

-Llega un momento en que se tienen que preguntar si vinieron al mundo por algo, para dejar algo o pasaron y nada más- sostuvo con énfasis dando un golpecito a la mesa.

Mujica se retiró a almorzar y a dormir la siesta antes de la conferencia de prensa y la exposición final.

***

El Pepe mítico, el mismo que llegó en motoneta a su primer día de trabajo en la legislatura uruguaya cuando fue elegido diputado, estaba en Córdoba. Mujica dice lo que piensa, vive como piensa y eso se nota.

-Este mundo es puro maquillaje: que esto no se puede decir, aquello tampoco... ¡La libertad está hipotecada! Una de las ventajas que tiene ser viejo es decir lo que uno piensa. Pero eso parece armar un revuelo de la puta madre que lo parió.- Dijo Mujica en una entrevista a la revista Gatopardo antes de ser presidente. Ahora, sin estar a cargo del ejecutivo, parece estar nuevamente relajado y poder hablar otra vez de esa manera.

Muchísimos micrófonos y cámaras, un silencio respetuoso precede a las primeras preguntas de la conferencia de prensa.

Ante las cámaras explica su presencia en Córdoba:

-Vine por razones de amistad y de apoyo a los movimientos cooperativistas del mundo entero, y a la lucha alternativa que supone como una forma de gestión, de propiedad y como una filosofía de vida.- explicó.

Mujica no posa, simplemente es así, un hombre que está cerca de la tierra, y tarde o temprano, sus ejemplos y reflexiones se refieren a ella. Da la impresión de ser un chacarero más de la pampa húmeda, preocupado por las lluvias, los animales, la cosecha y el pueblo.

- Cuando era joven quise arreglar el mundo pero no pude, tuve algunos inconvenientes. Ahora trato de mejorar la vereda de mi casa, del barrio que la rodea; por eso estoy acá, porque este es mi barrio- dijo.

La conferencia continuó con más preguntas, flashes y respuestas desacartonadas.

- Hoy, vivimos 40 años más de promedio que hace un siglo gracias a los adelantos científicos. Así que no todo es negro en el capitalismo pero es indudable que hay un egoísmo en la tierra y una crisis de reparto en lo social enorme. Creo que los hombres vamos a seguir soñando y luchando por encontrar caminos para superar esas injusticias que las economías de mercado demuestran que no puede superar- dijo explicando el porqué de su simpatía con el cooperativismo.

A continuación le formularon la pregunta incómoda que no podía faltar, sobre los micrófonos abiertos y su relación con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner:

- Si soy fiel y tengo honor a la verdad, debo decir que mi relación con Cristina ha sido estupenda, pese a algunos encontronazos- afirmó tranquilo y luego de una pausa continuó, -¡Pobre mujer, hay que manejar las corporaciones que hay en esta nación, no es changa! Quizás eso ha generado una persona que no se deja llevar puesta y que tiene un estilo confrontativo. Tengo un gigantesco afecto, porque ha tenido una pelea inconmensurable- Mujica cerró la respuesta afirmando que -entre otras cosas, no le perdonan que sea mujer.

Gran lector, con una especie de sabiduría ancestral, cuando lo consultaron sobre el porqué del contraste entre su vida y la de otros políticos Mujica, el mismo que relató incontables veces que en la soledad de la celda hablaba con ranas y hormigas y hasta las podía escuchar gritar dijo:

- Yo soy hijo de mis circunstancias. Tuve que vivir muchos años en la oscuridad de un calabozo y cuando me tiraron un colchón yo estaba feliz... Aprendí que si buscas la felicidad, más vale vivir ligero de equipaje, con poco compromiso con lo material, porque la felicidad está dentro de uno. Las pequeñas cosas, al fin y al cabo, son las más importantes. Tengo una vida como tiene un hombre de pueblo, común y corriente.

-¿Pero por qué es el único?- le replicó el periodista.

-Poderoso caballero es don dinero, capaz de convertir el oro en bosta, ya lo dijo García Lorca - explicó dando paso a más preguntas.

Mujica respondió también sobre la relación con los medios mientras fue presidente y en el presente

- Fue conflictiva en parte, pero más bien en el tono de los rezongos y de los reproches y no en términos de vida o muerte. Los que peleamos históricamente por un reparto más justo de la torta del trabajo nunca tenemos a favor los grandes medios. Menos mal que el poder de los medios no es total, porque si fuera tan absoluto yo no hubiera llegado a presidente. Pertenezco al mundo de los trabajadores, tengo una visión del mundo y no puedo ser neutral. No quiero ser objetivo y creo que la objetividad es ?una mentira. Puede haber honradez, que es otra cosa, y a la honradez la tiene gente de izquierda, de derecha o de centro- agregó.

-¿Cuáles son las diferencias entre aquel Mujica de los años 70 que buscaba el poder y el que lo ejerció por cinco años?- le preguntaron.

-En aquel entonces buscaba el poder y ahora me senté en la puntita de una silla. Ser Presidente no significa tener el poder. Yo no me chupo el dedo, el poder está en los que no salen en la prensa. Estamos en una sociedad donde el poder económico se manifiesta por todas partes.

La reflexión final del Pepe, ya de pie retirándose de la sala luego de una respetuosa conferencia de prensa fue referida a cómo generar el cambio: - Espero que vengan generaciones mejores que nosotros para seguir esta lucha. Pero si no cambias tú, no cambia nada. Hace 50 años pensábamos que si cambiábamos las relaciones de propiedad y distribución, cambiábamos la sociedad. Hoy sabemos que el cambio cultural, que es mucho más lento, es a la postre el fundamental.

Mujica agradeció y se retiró del salón para unos minutos más tarde disertar en la Jornada.

***

La ansiedad era mucha, luego de la apertura formal, el presidente de COLSECOR, José Néstor Lino dio la bienvenida al ex presidente uruguayo explicando el porqué de su presencia en la jornada y conmemoración de los 20 años de la entidad. Estas ideas se pueden sintetizar en una sencilla frase -Creemos que es un ejemplo- dijo Lino a los presentes.

Entre aplausos, sin traje ni grandes formalidades, Mujica subió al escenario. Dejó su visión del cooperativismo, de su importancia para generar una distribución de la riqueza distinta y sostuvo que es una necesidad que los más débiles se unan.

-Muchos creen que es algo nuevo, pero el cooperativismo, con otro nombre, existe desde que el hombre es hombre- dijo ante un auditorio repleto. Más aplausos y más reflexiones de Mujica, lograron emocionar a los presentes.

Cuarenta y cinco minutos de charla, un apoyo ferviente a la economía social y un perfil bajo fue lo que dejó como enseñanza este uruguayo en su paso por Córdoba.

Para muchos el Pepe, brillante orador, fue uno de los mejores diputados de la legislatura uruguaya. Él le dio voz a todo el interior de su país, y más tarde durante el gobierno de Tabaré Vázquez fue ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca. Cuando ejerció ese cargo tuvo presente las dificultades de “el interior”, tal vez por eso comprenda tan cabalmente la realidad de los pueblos en donde están las cooperativas asociadas a COLSECOR.

Con las manos en los bolsillos de su pantalón vaquero, bajó del escenario se dirigió al patio, dejó que le tomen un par de fotos más y se subió al automóvil que lo llevaría al aeropuerto para retornar al Uruguay, su casa.

Suscribite al newsletter

COLSECOR Noticias

* no spam