la segunda mas grande del país

Serafín, la supercomputadora de la UNC

Con una nueva supercomputadora, la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) alcanza el mayor poder de cómputo de Argentina disponible para la comunidad científica y el sector socio-productivo. Su inversión demandó 371.784 dólares.
viernes, 12 de febrero de 2021 · 15:11

Con el arribo de “Serafín” –el nombre con el cual fue bautizada la nueva supercomputadora–, la Universidad Nacional de Córdoba se posiciona como la institución científico-educativa con mayor potencia de cálculo destinado a la investigación de todo el país.

El nuevo equipamiento tiene una performance de 156 teraflops pico y se sumará a otros clusters con similar tecnología (CPU) que ya operan el Centro de Cómputo de Alto Desempeño (CCAD) de esta universidad (Mendieta, Mulatona y Eulogia)

Los prácticamente 800 kilogramos de equipo que conforman Serafín llegaron a Ciudad Universitaria el martes 9 de febrero. Su instalación comenzará en un par de semanas, cuando finalicen las tareas de reacondicionamiento en el Data Center de la UNC. Se prevé que, tras una serie de pruebas, esté operativa para mediados de marzo.

La nueva supercomputadora fue adquirida a través del Programa de Adquisición de Grandes Equipos (PAGE) que instrumenta la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la UNC. La compra se efectuó a través de una licitación pública nacional lanzada a fines de 2019 y demandó una inversión de 371.784 dólares.

Sobre la nueva incorporación, Oscar Reula, director del CCAD, explica que si bien la supercomputadora más grande de Argentina pertenece al Servicio Meteorológico Nacional, esa está dedicada a un fin específico: las simulaciones relativas al pronóstico climático. Con la llegada de Serafín, sin embargo, el CCAD se ubicará como el centro con mayor poder de cálculo del país abierto a la comunidad científico-tecnológica y a las empresas.

Respecto al acceso a estas facilidades, Reula subraya que el CCAD posee una política abierta, en el sentido de permite a científicos y científicas de todas las provincias e incluso de países limítrofes utilizar la capacidad de cómputo instalada en la UNC.

“Hoy en día no se puede hacer ciencia en casi ningún campo si no se usan las supercomputadoras, son una herramienta fundamental. Para que nuestra ciencia y tecnología no se atrasen, decidimos que las usen todo lo que puedan”, sintetiza.

En cuanto a la interacción con el sector productivo, Reula apunta que el CCAD está abierto a colaborar con las empresas. Reconoce que para muchas firmas resulta más simple contratar ese tipo de servicios en la nube, pero explica que estratégicamente para el país es preferible impulsar el aprovechamiento de las capacidades locales.

En esa línea, señala el convenio acordado con la Fábrica Argentina de Aviones “Brig. San Martín” (FAdeA) para simular partes de los nuevos proyectos en el campo de la aviación.

 

Fuente: UNciencia