Calidad de vida

La gente en los pueblos se siente "menos triste"

La percepción surge de un estudio sobre calidad de vida elaborado por la Fundación COLSECOR donde también se concluye que las mujeres tienen más preocupaciones, sufren más stress y son menos optimistas.
lunes, 27 de septiembre de 2021 · 10:33

Durante julio de este año, la Fundación COLSECOR realizó la “Medición de Calidad de Vida en Pueblos y Ciudades”, un estudio que aborda la percepción en torno a la felicidad, la salud, la educación y el trabajo, que se realizó sobre 1567 casos efectivos a lo largo de Argentina.

La socióloga Natalia Calcagno y el politólogo Mario Riorda intervinieron en el diseño e implementación de la investigación que se estructuró “en cuatro estratos no proporcionales, según tamaño de ciudad, con un mínimo de 363 casos y un máximo de 391 por estrato. Posteriormente se calibró la muestra según parámetros censales de sexo, edad y tamaño de ciudad”, explicó Riorda.

Entre los principales hallazgos de la investigación, se observa un deterioro de la calidad de vida en comparación con los resultados del 2020, sin importar el tamaño de la localidad.

Otro de los hallazgos que surgen de la medición refiere al mayor nivel de tristeza que percibe la gente en conglomerados más grandes. En localidades de entre 10.000 y 35.000 habitantes, por ejemplo, “sólo un 16% ha manifestado tristeza”.

Los resultados del informe respecto a las mujeres si bien “son esperables” por la gran carga que ha representado para ellas este último año, el dato hallado es que “las mujeres tienen menos felicidad, menos optimismo, más tristeza, más preocupación, más stress, más intranquilidad, comparando los resultados de 2020 y 2021”.

 

Accede al informe completo AQUÏ

Otro de los puntos que destaca la medición es la percepción que “la solidaridad es más valorada que la libertad ante el sálvese quien pueda”. Al respecto, Riorda concluye sobre estos datos que: “A pesar de estar viviendo un contexto pandémico, el sentimiento de cooperativismo, solidaridad y bienestar colectivo se destacó por sobre la autonomía y las libertades personales. Incluso cuando se mide a estos conceptos en una escala del 1 al 10, la solidaridad promedia 9 puntos, la libertad 8 y la autoridad 7. Estos valores cobran más sentido si se considera que también bajó la confianza tanto en el estado como en el mercado. Bajó la colaboración social para resolver algún problema comunitario en las ciudades, pero sigue siendo muy alto a medida que desciende el tamaño poblacional”.