Córdoba

Cooperativa afianza su compromiso ambiental

La Cooperativa de Servicios Públicos de Río Ceballos, en convenio con el municipio de Sierras Chicas, comenzó con la recolección de poda. El nuevo servicio está en consonancia con otras acciones que buscan proteger el ambiente natural.
miércoles, 19 de mayo de 2021 · 15:27

Esta semana, tras firmar un convenio con la Municipalidad de Río Ceballos, comenzó la recolección de poda en la ciudad de las Sierras Chicas, el nuevo servicio de la Cooperativa de Obras y Servicios de Río Ceballos (Córdoba), que tiene como objetivo final el armado de briquetas para calefacción.

El proyecto empezó a tomar forma el año pasado con la idea de agregar valor a los restos de poda que las personas desechan en la vía pública, provocando la acumulación de ramas en las calles o en basurales que después son la causa de incendios y proliferación de alimañas.

Según conciben desde la cooperativa, que tiene a su cargo la prestación de agua en la ciudad, este nuevo servicio está ligado al trabajo comprometido que vienen realizando con el cuidado del ambiente. “Entendemos que va ligado también a la calidad y cantidad del agua”, señaló Víctor Hugo Tavella, presidente del consejo de administración.

En una primera etapa, se realizará la limpieza en los diferentes sectores de la ciudad, para luego dar inicio a los circuitos de recolección programados.

En cuanto al funcionamiento, los ciudadanos deberán solicitar la recolección al municipio que será el encargado de receptar la demanda, tal como lo establece el convenio firmado.

En una segunda etapa, los restos procesados serán materia prima para la construcción de briquetas para calefacción, que serán comercializadas a un precio accesible para los vecinos. Con la venta, se busca que el proyecto sea autosustentable.

Arrancó la recolección de poda en Río Ceballos 

Además de la incorporación del servicio, el proyecto tiene como objetivo la conformación de una cooperativa de trabajo que sumará mano de obra local.

“Lo hemos pensado como un servicio alternativo que tiene un doble objetivo: el de empezar con el tratamiento de los residuos y en esta difícil situación también dar trabajo”, explicó Tavella.

La idea de reconvertir los residuos de poda en productos que retornan y mejoran el ambiente tiene como antecedente la experiencia de Proyecto Hormiga, que trabaja en colaboración con el municipio de Unquillo, localidad que junto con Río Ceballos, Mendiolaza y Villa Allende integran el corredor de las Sierras Chicas en Córdoba.