Tierra del Fuego

“De tener una deuda de 3.000 millones pesos pasamos a ser sustentables”

La interconexión de la provincia fueguina al mercado eléctrico mayorista es el resultado de una larga lucha sostenida en los últimos 5 años por la cooperativa eléctrica de Río Grande. La medida vino a poner fin a una condición de inequidad para todos los habitantes de la isla.
jueves, 14 de enero de 2021 · 19:36

Teniendo en cuenta que la resolución 12/2021, que pone fin a una situación de inequidad  con los habitantes de Tierra del Fuego, fue firmada el pasado 6 de enero podríamos decir livianamente que fue un regalo de los magos, en alusión a la tradición cristiana. Pero,  claramente, los hechos no se dieron mágicamente sino que son el resultado de una larga batalla que llevó adelante la cooperativa de Río Grande, junto otros actores que se sumaron luego, que derivó en la presentación de una medida cautelar contra Cammesa en 2019 y, finalmente, en el dictamen de una resolución nacional para revertir la situación.

Para entrar en contexto, la provincia de Tierra del Fuego es la única jurisdicción que no está conectada al sistema eléctrico mayorista de energía. Tanto la Cooperativa Eléctrica y Otros Servicios Públicos de Río Grande, que brinda servicio en la ciudad de Río Grande, como  la Dirección Provincial de Energía (DPE) que provee al resto del territorio austral, deben producir lo que distribuyen. Y como no están interconectadas entre sí, todo se resuelve localmente.

Hasta aquí puede entenderse como un sistema cerrado de autoabastecimiento dentro del territorio, pero ¿qué implicaba para las distribuidoras/generadoras estar fuera del esquema energético nacional?

“Mientras que en el resto del país los generadores de energía, como en nuestro caso a partir del gas natural, cobran por el mantenimiento y la operación de esa producción y reciben gratis el insumo, nosotros al estar afuera del esquema debíamos pagar el gas en boca de pozo al valor de un commodity, en dólares”, explica el gerente técnico de la cooperativa de  Río Grande, Walter García, “sin acceder a los beneficios o subsidios que se dan a través de Cammesa”.

Por otro lado, la tarifa final al usuario no podía ajustarse a los costos de la generación y esto inevitablemente fue conformando una deuda de cifras millonarias con Cammesa, cercana a los $ 3.000 millones,  ya que “tanto la cooperativa como la empresa provincial priorizamos el servicio a los usuarios”.

Los planteos de la cooperativa ante una situación cada vez más asfixiante, no tuvieron demasiada repercusión en el ámbito nacional en los últimos 2 años. Con la nueva gestión, el reclamo tuvo mayor recepción y mediante el trabajo mancomunado con Face Nacional y funcionarios de todos los estamentos, se trabajó para gestar esta medida que reformuló la administración del sistema eléctrico fueguino adecuándolo al resto del país.

 

 

Interconexión “virtual”

Se denomina de esta manera ya que no existe en verdad un vínculo físico entre el continente y la isla. Lo que establece la  resolución 12/2021 es una igualdad de condiciones con el resto de los generadores del país. La cooperativa recibirá el gas sin costo y cobrará sólo por el mantenimiento. “Como distribuidora le vamos a comprar a Cammesa esa energía que generamos con referencia del valor estacional. Ahí es donde va el subsidio que le va a llegar a la gente”, explica García.

Con respecto a la deuda de casi 3.000 mil millones que tenían con la mayorista Cammesa, la Secretaría de Energía estableció una compensación histórica al reconocer que la misma fue producto de una situación de inequidad. “Esto cambia radicalmente la situación del Sistema Eléctrico Fueguino ya que permite su sustentabilidad. De esta forma, la cooperativa tiene en frente un futuro con amplias posibilidades de mejoras y los usuarios fueguinos por fin serán tratados con los mismos beneficios y obligaciones que los del resto del país”, señaló el presidente Santiago Barrientos, al celebrar la oficialización de la medida.

 

¿Los fueguinos pagarán la luz más barata?

“Es importante aclarar eso: llevamos un atraso tarifario de dos años, es imposible que se reduzca la tarifa, pero a nosotros nos permitirá equilibrar la situación. Sin este cambio, necesitábamos un aumento del 100 % de la factura. Ahora vamos a estar en línea con el resto del país. Y las distribuidoras ya no vamos a cargar con el aumento de un déficit impagable”, señaló Walter García.

 

Mirando al viento

Mientras espera que en algún momento sean propicias las condiciones para llevar adelante una millonaria obra estatal de interconexión física con el sistema eléctrico nacional, a través del estrecho de Magallanes,  la cooperativa tiene en planes el desarrollo de un parque que permita aprovechar los vientos locales.

Desde hace 4 años trabajan en un detallado registro de la potencia de los vientos de la región con la intención de montar generadores eólicos e interconectar el norte y el sur de la isla, teniendo como puntos extremos Río Grande y Ushuaia, los asentamientos más importantes. “Eso requiere inversiones que en este momento no hay nadie dispuesto a hacerlas. Estamos peleándola por todos lados”, señalan desde la entidad.

 

Conclusión

No es poco en los tiempos que nos atraviesan decir que “empezamos bien el año”, acotan los fueguinos. “A nosotros nos cambió la vida. De tener una deuda impagable pasamos a una situación de sustentabilidad al desacoplarnos de un costo que estaba en dólares”, señaló el gerente de la cooperativa de Río Grande.

Barrientos, por otra parte, destacó que la resolución es resultado de la gestión y el trabajo de distintos actores del ámbito nacional, provincial y municipal. El dirigente cooperativo fueguino Mario Ybars, quien ejerce la vicepresidencia en Face Nacional, resaltó la tarea del coordinador del área de Política Energética de Face, Omar Zorzenón y del presidente José Álvarez en la intermediación con Cammesa y la Secretaría de Energía.

Galería de fotos