En Soto, la cooperativa facilita el acceso a la educación en el noroeste cordobés

viernes, 1 de noviembre de 2019 · 15:40

 “Hay cosas que te atraviesan”, dice Juan Allende, protesorero de la Cooperativa Luz y Fuerza de Villa de Soto. “Yo fui uno de esos que viajó a la ciudad a estudiar y no pudo sostenerse en lo económico, en lo afectivo y en todo lo eso significa. El desarraigo genera muchos fracasos”.

Cuenta Juan que, hasta hace unos años, Soto tenía una propuesta educativa a distancia interesante. Había profesorados de biología, geografía, economía y para maestros, “pero los fueron cerrando con los devenires de algunos gobiernos”. El único que sobrevivió fue el terciario para docentes y eso explica el dato que aporta Allende: “Cruz del Eje es el departamento con mayor cantidad de docentes de Córdoba porque esa ha sido la oferta educativa histórica”.

 

Inauguración  del espacio educativo, viernes 25 de octubre (Foto: FACE Córdoba)

 

Una villa educativa

La “villa educativa”, como la cooperativa llama a este proyecto, permitirá que las y los jóvenes que decidan continuar su formación terciaria puedan hacerlo en la localidad y con una propuesta más diversa a la actual.

Del promedio anual de 120 jóvenes que egresan en Villa de Soto, sólo 20 tienen posibilidades reales de continuar afuera sus estudios. Además, “conocemos que en los últimos 4 años muchos jóvenes han tenido que volverse por motivos económicos”.

Frente a este contexto es que la cooperativa local decidió apostar por un proyecto educativo público y gratuito.

En primera instancia, los referentes de la cooperativa viajaron a conocer la experiencia de la cooperativa de Los Cisnes, que tiene hace 15 años una unidad de educación a distancia. “Eso nos sirvió para empezar a pensar nuestro proyecto, con otras características”, dice Juan Allende. Después surgió la vinculación con las universidades públicas de Villa María, Rio Cuarto y Rosario para diseñar la propuesta formativa que debía ser libre y gratuita.” La excepción es una maestría en gestión educativa para docentes, dictada por la Universidad de Rosario, que es arancelada y permitirá el acceso a los concursos docentes”.    

El proyecto de la villa educativa tiene una fuerte impronta social y busca atender una demanda que no estaba siendo contemplada, dicen desde la cooperativa. “En un escenario lleno de dificultades, el acceso a la educación genera proyectos de vida”, agrega Juan Allende, que además de participar del consejo de la cooperativa es capacitador en TICs.

“Estamos empezando a tener demanda porque la posibilidad de una carrera universitaria, gratuita y a distancia no sucede todos los días en el noroeste de Córdoba. Creemos que va a tener un gran impacto.”, concluyó.

 

  • - La villa educativa funciona en un predio de la cooperativa
  • - Los estudiantes dispondrán de computadoras y conectividad para ingresar al aula y realizar las tareas.
  • - Una persona acompañará a los estudiantes en la experiencia del estudio a distancia.
  • - La inversión inicial fue para acondicionar el espacio. 
  • - En diciembre se abren las inscripciones.