Actualidad
#CarlosPaz

“Sólo la persecución política y el ensañamiento personal pueden explicar la situación de la Coopi”

Archivo: Marcha de las cooperativas y vecinos en apoyo a la Coopi por la concesión del agua

 

Un nuevo frente se abre para la Cooperativa Integral de Carlos Paz, con la posible disolución de Carlos Paz Gas a finales de noviembre.

 

 

La Coopi, como se conoce a la entidad que presta servicios de agua, cloacas, gas, banco de sangre, que tiene una radio y un espacio cultural emblemático que ha sido escenario de grandes tertulias, se encuentra nuevamente en una situación que pone en riesgo su continuidad.

En esta ocasión el foco es la empresa Carlos Paz Gas, una entidad mixta que conforman con la Municipalidad de Carlos Paz, con un paquete accionario igualitario del 50%.  La fecha clave es el 30 de noviembre próximo, cuando finaliza el contrato de continuidad de la empresa y que el municipio rechazó prolongar por otros 10 años, tal como fija el estatuto, en una asamblea que realizó el pasado 16 de octubre.

Carlos Paz Gas nació hace 15 años, cuando se impulsó la quita de concesión a la empresa privada que entonces tenía la prestación y ejecución de las obras del gas natural en la ciudad serrana. Así nació esta alianza entre la Coopi y la Municipalidad, con una mirada enfocada en los vecinos.

Desde entonces la cooperativa impulsó un proceso de cambio en las conexiones de gas domiciliario ampliando la red hasta los 135 mil metros actuales.

“Es una empresa superavitaria que tiene en su objeto social la economía no lucrativa porque ninguno de los socios puede retirar ganancias hasta tanto esté construida toda la red de gas, llegando al último rincón de la ciudad”, aporta Rodolfo Frizza, gerente general de la Coopi.

Otro dato que la diferencia de la anterior concesión es que cada vecino de Carlos Paz no está obligado a pagar el tendido de la red que pasa frente a su domicilio si todavía no ha tenido la posibilidad de conectarse. “El pago hasta ese momento es voluntario”, dice Frizza. “Sin cobrar toda la obra de los frentistas, la empresa ha tenido ganancias en estos años”.

Este no es el primer revés que tiene la Coopi en la sociedad que comparte con el municipio ya que hace unos años perdió el proceso de compra de insumos, donde se invierte gran cantidad de dinero. “Llama la atención que les interesó gestionar la compra y no la guarda de esos caños, o hacer los pozos o salir a leer los medidores”, comentó Frizza.

Sobre los argumentos que esgrime la municipalidad, a cargo de Daniel Gomez Gesteira, desde la Coopi señalan que no hay motivos para entender que la cooperativa “tiene una situación de ilegalidad”. “Son absurdos esos fundamentos. Obviamente están armando una pantalla, que incluye la partición de otra cooperativa de un barrio de Carlos Paz, para crear una nueva sociedad y así ir a una futura privatización”, denunció Frizza.

“No tengo duda que a alguien le interesa esta caja. Con 100 millones de pesos en el banco y sin ningún otro problema ¿qué otro interés puede haber?, dijo el gerente.  “Sólo la persecución política y el ensañamiento personal pueden explicar la situación de la Coopi”, señaló haciendo referencia a la conflictiva relación de más de una década con Avilés y que continúa con quien es su sucedor. 

“Estamos al borde que el 1° de diciembre esta sociedad entre en liquidación y ante el dilema de quién seguirá prestando el gas en Carlos Paz”, concluyó.

 

 

La concesión del agua, otro gran frente

La figura del exintendente radical Esteban Avilés, hoy titular de la Agencia Córdoba Turismo de Córdoba, ha resultado un permanente punto de conflicto con la Coopi, durante sus 8 años como titular del Ejecutivo local. Previamente, siendo concejal,  llevó adelante una campaña para que el Municipio no le renovara el contrato de concesión del agua a la Coopi, que había sido aprobado por el Concejo Deliberante en primera instancia. Avilés avanzó con su cometido y en segunda lectura los ediles rechazaron la prolongación del acuerdo. Luego, Avilés ya como intendente firmó un decreto oficializando que el servicio dejara de ser de la Coopi, lo que derivó en una denuncia judicial de la cooperativa porque esa medida requería de 8 votos del Concejo Deliberante que Avilés nunca obtuvo. Esta causa judicial llegó a la instancia de la Corte Suprema donde espera resolución. Antes de fallecer, el titular del Inaes, Mario Cafiero, interpuso al organismo como Amicus Curiae en favor de la Coopi. Mientras tanto, la cooperativa continúa prestando el servicio de agua sin contrato de concesión desde hace 13 años,. Esta herramienta es fundamental para delinear el plan rector de obras y de inversiones, como también permite la sostenibilidad del servicio mediante una tarifa acorde al contexto económico.