#SantaFe

Dudas por el futuro del fondo de electrificación rural para las cooperativas

Verónica Geese, secretaria de Energía en la anterior gestión, recorriendo cooperativas de energía en zonas rurales 

  

Las entidades que brindan energía rural en la provincia de Santa Fe expresaron su preocupación por la ausencia de la autoridad de aplicación del fondo.

 

 

Lo que parecía una batalla ganada para la sostenibilidad de la energía rural y la concreción de proyectos, ahora parece tambalear tras la ley de Necesidad Pública del Ejecutivo santafesino.

En este sentdido, dirigentes de la Federación Santafesina de Cooperativas de Electricidad, Obras y Servicios Públicos (Fescoe) manifestaron su preocupación por el destino del Fondo Compensador de Electrificación Rural Cooperativo cuya ejecución está paralizada. A la difícil situación que atraviesan las entidades que llevan energía a lugar remotos dentro del territorio y con gran dispersión de usuarios, se suma la no ejecución de esta partida de dinero que dependía de la extinta Secretaría de Energía.

Actualmente, hay unos 70 millones de pesos que fueron asignados por ley el año pasado para el desarrollo rural y no se están asignando, expresaron las cooperativas.

Sin este aporte, se hace insostenible una “prestación eficiente del servicio de energía rural”, expresaron los dirigentes que se reunieron el viernes 28 de febrero en Vera y Pintado.

Durante el mes de febrero, las autoridades de Fescoe solicitaron reuniones a los distintos bloques que conforman la legislatura provincial. Fueron recibidos por los representantes del radicalismo, quedando pendiente el encuentro con los representantes del oficialismo.

Específicamente se les manifestó a los legisladores por una disposición de la ley de Necesidad Pública que faculta al Ejecutivo a desafectar fondos que ya habían sido asignados, “que la atención de cuestiones de urgencia no produzca desequilibrios”, señalaron los dirigentes.

De la reunión participaron el presidente de Fescoe, Federico Ferrero, junto a consejeros y gerentes de las cooperativas de Vera y Pintado, La Criolla, Calchaquí, Margarita, Romang, Las Toscas, Carcarañá, Avellaneda, Carmen, María Teresa y Fuentes.