Misiones

La bajante del Paraná trae inconvenientes en la provisión de agua de algunas cooperativas

 

Por el bajo  caudal en los ríos y arroyos se pide a la población cuidar el consumo y se ha solicitado a la Provincia algunas perforaciones en las localidades más afectadas.  “No hay soluciones inmediatas”, dijo el titular de la Femicap, y piden a la población cuidar el consumo.

 

El prolongado período de sequía que afecta al estado de Santa Catarina, en el sur de Brasil, está repercutiendo  en la provincia de Misiones cuyos ríos más importantes – Uruguay y Paraná - nacen en aquella región. A las escasas lluvias hay que sumarle las obras hidroeléctricas que modifican el régimen regular de los ríos y hacen que hoy un arroyo caudaloso como el Piray Guazú,  sobre la ruta 12  entre Eldorado y Puerto Piray, sorprenda  por su delgadez.

Mientras los expertos estiman que las lluvias estacionales de Brasil recién llegarán promediando la primavera, Misiones estará sin grandes precipitaciones durante agosto, advierten.

Esta situación ha llevado a que desde las cooperativas que brindan el servicio de agua se comiencen a encender algunas alertas y se pida a la población un mayor cuidado en el uso del agua.

“Una de las más comprometidas es la cooperativa de Corpus Christi sobre el Paraná, que de continuar la bajante tendrá serios problemas”, detalló Carlos Gutiérrez, presidente de la Federación Misionera de Cooperativas de Agua Potable (Femicap). La situación de las cooperativas que toman agua de los arroyos tampoco es muy diferente pero las más comprometidas hoy son las que tienen sus fuentes de agua en perforaciones como la de Salto Encantado (Copasel), en el municipio de Aristóbulo del Valle, que provee servicio a unos 1.200 asociados.

“Hemos planteado esta situación a la Provincia, a través de la Obras Públicas y del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento para que a pedido de las cooperativas que lo requieran vayan y hagan las perforaciones necesarias. También pusimos en situación al Gobernador para que disponga los fondos suficientes ya que las operaciones son costosas”, explicó el titular de la entidad que representa a 44 cooperativas que proveen agua potable en distintas localidades.

Gutiérrez dijo que hacía tiempo "no teníamos esta sequía" y señaló que hasta que no llueva "no queda mucho por hace". El dirigente destacó "la buena colaboración del Gobierno de Misiones en solucionar esta situación de emergencia".